Buscar
  • Carolina López

Más que una marca, una identidad



La identidad es todo lo que conforma la marca, le da sentido y construye su valor único. Es fundamental para la perdurabilidad en el tiempo de las instituciones educativas y para identificarse frente a los usuarios con los valores, desarrollarlos y explotarlos, creando experiencias que generen emociones y reacciones a los usuarios.

El máster en marketing internacional, Alberto Wilensky, explica que “para construir la identidad de una marca se debe dar respuesta a cuáles son sus valores principales, qué es lo que respaldan o cómo se quiere que sea percibida, dichas preguntas darán soluciones conscientes, unilaterales y voluntarias”. Por tanto, la identidad es el producto de un proceso dialéctico e interactivo que el consumidor completa con sus propias imágenes y motivaciones.


Para crear una identidad corporativa es indispensable tener en cuenta algunas características como:


Personalidad: la estructura, colores y características físicas de la institución educativa permiten a los clientes identificar sus cualidades y crear un vínculo emocional.


Planificación: requiere un compromiso con un plan a largo plazo para la comercialización y la perdurabilidad en el tiempo.


Identificación: una combinación de colores, logotipo y una imagen consecuente permite reconocer de inmediato la institución educativa, la información clave y fortalece la recordación del usuario.


Orientación: permite identificar y conocer el público objetivo para compartir adecuadamente su estrategia de mercadeo.


La marca no solo se desarrolla desde la tradición, también se desarrolla elaborando un branding completo y marcando pautas de utilización de los elementos. Por su parte, la identidad puede ser dividida en cuatro componentes:


Estrategia corporativa: es el plan general que determina el alcance del mercado de la institución educativa, sus políticas y valores diferenciales.

Cultura corporativa: valores y creencias que los integrantes de la institución educativa tienen en común, generando unión y sentido de pertenencia.


Diseño organizacional: opciones fundamentales en lo que los directivos hacen para el desarrollo del modelo de las relaciones organizacionales como la configuración general de la institución educativa, el diseño de los espacios y los procedimientos.


Operaciones: son las actividades de la empresa que se dedican a elaborar la estrategia.



El mundo de las instituciones educativas se ha estado transformando rápidamente en los últimos años y una identidad es la respuesta a algunos de los desafíos que han empezado a presentarse. Así, entender y diseñar una identidad corporativa brinda grandes beneficios como aportar al cliente confianza y credibilidad, dar un sentido de la cultura y de la personalidad o mejorar el conocimiento del cliente y aumentar la ventaja competitiva.

14 vistas